¿Chamanismo farmacéutico?

Comenzamos este blog visitando la Biblioteca Pública Municipal Conde Duque del distrito Centro. Dentro de la sección de farmacia de esta biblioteca podemos encontrar el siguiente libro que, ya sólo por su título, intuimos que tendría sentido ubicarlo en otra sección: Dieta curativa chamánica: la alimentación como fuente de poder y salud, de Enrique González Rubio Montoya. Según la web de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid, podemos encontrar al menos 8 ejemplares repartidos por distintas bibliotecas públicas de la comunidad. Todos en la sección de farmacia.

Echamos un vistazo su contenido y vimos que, sin ningún atisbo de vergüenza, el autor defiende cosas como la práctica del ayuno para curar un sinfín de “dolencias”. Porque nos cuenta que el ayuno sirve para adelgazar, lo cual es bastante normal, pero no os lo perdáis, porque según él, mediante el ayuno, también podremos engordar si estamos demasiado delgados. Todo muy lógico.

Según este libro, hay todo un listado de enfermedades que se curan absteniéndonos de comer. Por citar alguna de estas enfermedades, este chamán de la vida moderna dice que, ayunando, podremos curarnos la miopía. Sí, un defecto físico en la forma de nuestro ojo.

El libro está lleno de estos despropósitos. Y por supuesto llega a hacer algo que todo magufo que se precie debe practicar. Es algo que nosotros hemos dado en llamar “argumento ad NASA”. Que se basa en nombrar a la NASA para justificar cualquier cosa que se le pase por la cabeza. En este caso usa un estudio – que es de verdad [1], aunque no está exento de controversias – para justificar unas propiedades mágicas del aloe vera. Esta planta, según el autor (que no el estudio de la agencia espacial, que nosotros sí que lo hemos leído), es capaz de atrapar las maléficas radiaciones de ordenadores y otros electrodomésticos para que no nos afecten.

Un gran libro para el invierno. Para disfrutarlo junto a la chimenea. Mientras vemos cómo se va quemando página a página. Porque si lo que queremos en cuidarnos con este despropósito lo tenemos bastante complicado. Un claro ejemplo de libro que debería estar en una sección de pseudociencias y no de farmacia en una biblioteca.

[1] https://ntrs.nasa.gov/archive/nasa/casi.ntrs.nasa.gov/19930073077.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.